Translate

miércoles, 1 de febrero de 2017

Telépatas y ovnis

   
     
 
     Cuando Freud escribía que «si el fenómeno telepático no es más que una producción del inconsciente, entonces ante nada nuevo nos hallamos», notaba la incapacidad de encauzar a voluntad la telepatía. Constatando admiradores del ocultismo la gran aceptación de números mágicos entre los de atracciones, achacan a poderes sobrenaturales actos que podría reproducir cualquier consumado ilusionista en su repertorio. Recuerdo a un pretendido transmisor sin vías sensoriales que indujo al voluntario a dibujar una bicicleta, diciéndole: «Va mi pensamiento a ciclos de frecuencia.» Explicada en el libro de Tony Corinda 13 escalones del mentalismo, la lectura de lápiz es practicada por Uri Geller, rehaciendo mentalmente los rasgos o líneas que trace de solapa el participante en su tacuelo de hojas.

         
     

     En 1908, al norte de Siberia, un estallido abrió en la despoblada tundra un cráter de 45 m de diámetro, del que una columna de humo de 22 km de alto se levantó, para dejar el bosque desarbolado en un radio de ochenta kilómetros. Cinco horas más tarde de rotación terrestre, energía tal comparable a la de una bomba de hidrógeno hubiese devastado la capital rusa.Tomado por ovni el de Tunguska, sin esparcir rastro de roca o metal alguno, un glacial fragmento del cometa Encke se había desintegrado a unos diez kilómetros de altura.




       En un campo de tiro del desierto de Nevada abandonado tras la II Guerra Mundial, con pista de aterrizaje junto al lecho del lago Groom, radica, inaccesible a las aerolíneas comerciales y evaporada de los mapas, el Área 51; donde se proyectaron y diseñaron los drones o aeronaves teledirigidas que acabarían impactando contra las Torres gemelas. La que empezase su andadura por el programa de desarrollo del avión espía U-2, en 1955, devendría una instalación para ensayo de la tecnología furtiva, cuyo avión de combate prototipo descuella en la operación Tormenta del desierto durante la guerra del Golfo. El caza de la foto ha sido construido sin un solo rincón en ángulo recto para burlar el radar; si bien los más recientes, como los Global Hawks, incluyen superficies curvas.
    

Entradas populares